VIDA DIARIA

En este sentido, a las personas mayores o dependientes les puede ser de gran utilidad el uso de productos de apoyo que les permitan, por ejemplo, el aseo personal, el hecho de vestirse o de comer.

Para la vida diaria, uno de los productos más típicos son los pastilleros, que facilitan la toma de comprimidos por parte de las personas mayores, permitiendo una organización por día y por horas. Por otra parte, los productos de apoyo que contribuyen a que la persona tenga un sostén para realizar actividades como caminar, tomar una ducha o sentarse para comer o mirar la televisión.

El aseo personal, una de las actividades para las cuales las personas mayores requieren ayudas técnicas con más frecuencia, elementos como orinales, tijeras especiales para el corte de uñas o peines de mango largo para facilitar el peinado, son algunos de los productos que contribuyen a que la persona siga teniendo la facilidad para realizar por sí misma alguna de estas actividades.

Asimismo, la hora del descanso también es esencial en cuanto que es el tiempo del día en el cual las personas mayores recargan energías y encuentran en esas horas un momento de relajación. Desde colchones viscoelásticos hasta camas totalmente articuladas, pueden favorecer de manera notable el buen dormir de las personas mayores.

Sin olvidar, claro, los productos para la recreación y el entretenimiento, que se destinan para mantener la agilidad mental de las personas mayores, estimulando el ejercicio de pensamiento intelectual como así también el ejercicio físico que ayude a mantener una buena motricidad y manejo del cuerpo.

En este sentido, los productos para la vida diaria, que engloban múltiples categorías de acuerdo a las diferentes actividades de la cotidianeidad, están pensados para una mejor calidad de vida de las personas mayores.

Mostrando todos los resultados 12